Ciencia Y Tecnologia

MTV y su adaptación a los millennials

Muchos cambios ha sufrido la cadena de televisión MTV desde que dejó de dedicarse exclusivamente a la música. Con la llegada y el apogeo de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, conocidas simplemente como TICs, MTV no tuvo otra alternativa que adaptarse a las nuevas tendencias globales para mantener el estatus que había alcanzado durante los 80s, 90s y la primera década del siglo XXI.

MTV nació en 1981 en Estados Unidos, desde entonces revolucionó a la industria musical al fomentar la producción de vídeos musicales que hacían que solistas y bandas sean cada vez más famosas. Hasta finales de la primera década del nuevo siglo, MTV producía programas de televisión netamente musicales como documentales sobre carreras artísticas, top rankings y conciertos acústicos.

La imposición de internet y el desvío de MTV

Al inicio, MTV aprovechó las facilidades que brindaba internet para que su audiencia logre informarse sobre su programación y para que sus objetivos comerciales se multipliquen. Los espacios pagados tanto en televisión como en su sitio web fortalecieron su economía y captaron la atención de la juventud estadounidense y del resto del mundo.

Pero, no todo lo bueno dura para siempre. Con la llegada de YouTube y las redes sociales, los jóvenes del mundo volcaron su interés y se hicieron cada vez más adictos a internet. YouTube, por ejemplo, les daba a los jóvenes la oportunidad de ver los vídeos musicales que ello deseasen a la hora que deseasen; algo que debilitó bastante a MTV.

MTV no se resignó y decidió ampliar y variar su programación. Empezó a producir y difundir realities, series y hasta caricaturas, restando importancia a la música. En un mundo donde los millennials se adaptan con facilidad a la globalización, MTV no quiso quedarse al margen y terminó dejando a un lado sus raíces.

El descontento de la audiencia no millennial

A raíz de los cambios que adoptó MTV, las generaciones de los años 80 y 90 generaron una ola de críticas y muestras de descontento que terminaron por castigar a esta cadena con bajos niveles de audiencia.

Irónicamente, MTV hizo vista ciega y oídos sordos y apostó por inmiscuirse más en los gustos y preferencias de la generación millennial. Ahora esta cadena y sus afiliadas en el mundo tienen  sus propias páginas en las redes sociales y una variedad de aplicaciones que mantienen conectados a los millennials y los hacen partícipes indirectos de su programación.

Los twits y los hashtags que MTV promueve superan el millón y se vuelven tendencia en todas las redes sociales.

Los extremos del nuevo MTV

En Latinoamérica, MTV solía ser el promotor de agentes de cambio, jóvenes que, cansados de las injusticias y las malas acciones humanas, decidían generar cambios positivos en la sociedad y, conjuntamente con MTV, desarrollaban campañas de concientización en sus ciudades sobre el reciclaje y su impacto en la reducción de los niveles de contaminación, o el teatro y la música como caminos alternativos para frenar la deserción escolar.

Todo eso ha cambiado, ahora MTV destaca y premia a influencers y youtubers que a través de sus cuentas en redes sociales y canales de YouTube hacen pública su vida privada y comparten vídeos y memes con poco contenido, aprovechando las diversas aplicaciones facilitadas por las nuevas tecnologías.

La cadena ha llegado al extremo de celebrar anualmente una entrega de premios denominada “MTV Millennial Awards”, en la que galardonan a los más destacados en el mundo de las redes sociales, que generalmente son los que tienen más seguidores en sus cuentas o más reproducciones en YouTube.

¿Qué es lo que se extraña más de MTV?

Sin importar el género musical de tu preferencia, MTV reproducía vídeos musicales de todos los solistas y bandas. Las horas y horas de música en la televisión, incluso, influyeron en muchos para terminar adoptando ciertos rasgos y conductas que los identificaban como fans de determinados artistas.

MTV entretenía y distraía de los problemas. La calidad de su programación era tan buena que hasta en los comerciales reproducían bumpers y cortos divertidos.

Para no mezclar los géneros musicales, esta cadena tenía horas especiales dedicadas al rock o a géneros urbanos como el rap y el hip-hop, también conciertos y videografías de artistas en específico.

Ahora solo quedan recuerdos de lo que algún día representó MTV. Poco o nada le interesa la música, pues se ha adaptado a los cambios impuestos por las nuevas tecnologías y a los gustos de las nuevas generaciones.

Redaccion Central
Estamos pendientes de todo lo que pasa en Bolivia y el mundo entero, para así brindarte toda la información mas actual.