Internacional

Trump acepta reunirse con Kim Jong Un

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó la invitación del líder de Corea del Norte . (RRSS)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó la invitación del líder de Corea del Norte para empezar la ronda de negociaciones sobre su programa nuclear, según confirmó en la puerta de la Sala Oeste de la Casa Blanca un enviado de Corea del Sur, Chung Eui-yong, consejero de Seguridad Nacional de su país.
El encuentro, cuya ubicación todavía se desconoce, se producirá en el mes de mayo. Posiblemente en la Península Coreana, debido a que Kim Jong Un no viaja.
Entonces, Trump se convertirá en el primer presidente de Estados Unidos durante su mandato al frente del país en encontrarse con un dirigente de Corea del Norte. Al mismo tiempo, el líder asiático se compromete a suspender sus ensayos nucleares durante las conversaciones.
Mientras, también sorprende que el líder de Corea del Norte, que se encontró con el consejero de Seguridad Nacional surcoreano a principios de semana, no haya exigido la suspensión de los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur del próximo mes.
En una cena de cuatro horas en Pyongyang, Kim Jong Un le expresó al surcoreano su deseo de abrir la mesa de negociaciones con Washington, y abordar la discusión de la desnuclearización y normalización de relaciones entre ambas capitales.
Chung, que acudió a la cita con el jefe de la agencia de Inteligencia de Corea del Sur, Suh Hoon, reconoció como clave las presiones de Trump para traer al líder de Corea del Norte a la mesa de diálogo. “Le he explicado al presidente Trump que han sido su liderazgo y sus políticas de máxima presión, junto con la solidaridad de la comunica internacional, las que nos han traído a esta situación”, quiso felicitar Chung al presidente.
De esta forma, queda atrás el lance que ambos líderes mantuvieron en Twitter cuando se lanzaron el uno al otro advertencias sobre las capacidades nucleares de sus respectivos países. Asimismo, se produce un año después de que Kim Jong Un ordenase el lanzamiento de misiles intercontinentales balísticos con capacidad de alcanzar Estados Unidos y la realización de una prueba, posiblemente, con una bomba de hidrógeno.
Todavía así, Washington se mantiene cauto después del anuncio de esta invitación, producida de forma inesperada. Por ello, la portavoz de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders emitió un comunicado en el que destacó que “el presidente Trump aprecia las palabras de la delegación de Corea del Sur y el presidente Moon”. “Deseamos la desnuclearización de Corea del Norte. Mientras, todas las sanciones y máxima presión se mantienen”, aclaró.
SEÚL, COREA/Agencias

Redaccion Central
Estamos pendientes de todo lo que pasa en Bolivia y el mundo entero, para así brindarte toda la información mas actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *